¿Qué entendemos por “síndrome metabólico”?

Existen ciertas variables que desempeñan papeles importantes en las probabilidades de que una persona sufra enfermedades cardiovasculares. Estas variables se denominan “factores de riesgo”. Algunos de estos factores de riesgo cardiovascular se presentan de manera conjunta en ciertas personas. Esta conjunción de factores de riesgo se denomina “síndrome metabólico” aunque también se denomina “síndrome de Reaven”, “síndrome de resistencia a la insulina” o “síndrome metabólico X”.

El conjunto de factores de riesgo, al sumarse, aumenta la probabilidad de enfermedades cardiacas, derrame cerebral e inclusive diabetes. Por desgracia, el síndrome metabólico se está volviendo muy común.

Las personas con síndrome metabólico tienen una conjunción de los siguientes factores de riesgo:

  • Obesidad central
  • Diabetes
  • Niveles elevados de triglicéridos
  • Niveles bajos de lipoproteínas de alta densidad
  • Presión arterial alta


¿Cómo puede diagnosticarse?

Los médicos pueden revisar los niveles de colesterol HDL y triglicéridos, la presión arterial y el peso corporal que son signos de advertencia del síndrome metabólico. También pueden realizarse análisis de sangre para medir los niveles de glucosa e insulina en la sangre.



Los siguientes parámetros son una forma de diagnosticar la presencia del síndrome metabólico:

Glucemia en ayunas ≥100 mg / dl

Presión arterial ≥130 / 85 mm Hg

Triglicéridos ≥ 150 mg / dl

HDL-C: <40 mg / dL en los hombres, <50 mg / dL en las mujeres

Circunferencia de la cintura: ≥90 cm en los hombres, ≥80 cm en las mujeres

Como se dijo, el conjunto de todos estos factores incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardiacas, un derrame cerebral y diabetes. Es importante realizarse estudios de manera frecuente, que nos permitan conocer nuestro estado de salud y evitar toda enfermedad.