Si estás por casarte, seguramente los exámenes prenupciales han sido parte de la conversación con tu familia que entre invitaciones y demás preparativos te comentan la necesidad de hacértelos, pero ¿qué son?

De forma clara y sencilla puede decirse que los exámenes prenupciales son una serie de análisis hechos en un laboratorio clínico para garantizar que los cónyuges no tendrán ciertos problemas de salud en su matrimonio y cuando quieran tener una familia.

Estos exámenes abarcan tres distintos análisis:

El grupo sanguíneo y Factor RH que ayudan a determinar qué tipo de sangre tiene cada uno de los contrayentes y si cuentan con un Factor RH positivo o negativo. No te preocupes por si no sabes a qué nos referimos con este último, te explicaremos de qué se trata más adelante.

La Telerradiografía de Tórax que es una radiografía de pulmones y del corazón. Esta prueba permite conocer de forma rápida y superficial la presencia de alteraciones en ambos órganos. Si se encuentra algún problema con este estudio, es recomendable acudir con un médico especialista para que, con un diagnóstico adecuado, se indague más a fondo sus causas y se prescriba un tratamiento a seguir.

Por último, el VDRL Cuantitativo que ayuda a la detección de sífilis.

En casos como las enfermedades de transmisión sexual (ETS) es responsabilidad de cada individuo cuidar su salud para no afectar la de su pareja, ni transmitirla a otras personas sin importar si se van a casar o no. Por eso en Lapi te recomendamos también hacerte exámenes de VIH, Clamidia, Mycoplasma y el Virus del Papiloma Humano (VPH) incluso cuando no son solicitados en los exámenes prenupciales.

El VPH no produce síntomas, pero al pasar el tiempo puede causar cáncer cervicouterino y cáncer de pene, así que es muy importante realizarse este estudio también.


¿Por qué es importante hacerse los exámenes prenupciales?

Estos análisis ya no son indispensables para contraer matrimonio en la República Mexicana. En la Ciudad de México solamente solicitan una serie de requisitos, pero aun así es importante hacérselos. ¿Por qué? Porque te permiten conocer tu compatibilidad con otros tipos de sangre.

Seguramente sabes que existen cuatro tipos sanguíneos: A, B, AB y O, y que ambos pueden ser positivos o negativos, lo cual se determina gracias al Factor RH.

Conocer tu tipo de sangre te permitirá tener transfusiones de forma segura si lo necesitas en alguna cirugía. Por ejemplo, los O+ pueden donar sangre a los A+, B+, AB+ y O+, pero solamente pueden recibir de su mismo tipo sanguíneo o de los O-.

Tomarlo en cuenta si vas a casarte y quieres tener hijos es de vital importancia porque así se determina la compatibilidad sanguínea entre ambos y esa información será de mucha ayuda.

¿Para qué necesito saber el tipo de sangre de mi pareja?


El tipo de sangre no solamente determina a quién puedes donar o de quién puedes recibirla, también es una información que puede evitarles problemas al formar una familia.

Cuando una madre tiene un Factor RH negativo y el papá uno positivo el bebé heredará el mismo RH que su padre. Esto puede complicar un embarazo por incompatibilidad.

En estos casos el cuerpo de la mujer desarrollará anticuerpos contra su propio bebé debido al tipo de sangre que tiene, como si fueran una sustancia rara. Estos anticuerpos pueden pasar la placenta y destruir los glóbulos rojos del pequeño, lo que provocará ictericia. Incluso puede provocar complicaciones como daño cerebral, hinchazón por acumulación de líquido y problemas en funcionamiento mental, auditivo, el habla y convulsiones.

En el primer embarazo no tendrán tantas complicaciones porque la formación de anticuerpos toma tiempo, pero para los embarazos siguientes el riesgo es mayor.

Afortunadamente, es posible prevenir la incompatibilidad RH con un control estricto durante el embarazo. Se usan inmunoglobulinas especiales, llamadas RhoGAM, a través de una inyección durante el segundo trimestre y una más a unos días del parto.

En temas como estos es necesario contar con la asistencia de médicos especialistas para tener un diagnóstico preciso. Solo de esta forma podrán recibir el tratamiento de forma efectiva.

De ahí la importancia de realizarse los exámenes prenupciales.

En Lapi estamos comprometidos en hacer nuestra parte para cuidar la salud de nuestros pacientes por eso tenemos costos muy accesibles, un grupo de profesionales y equipo moderno para darte resultados confiables.

Lapi, Laboratorio Médico. La pieza clave de tu bienestar.