Los ejercicios para bajar de peso son siempre útiles y muy variados, pero es cierto que con algunas personas tienen resultados más rápido. La razón puede ser que cada tipo de cuerpo responde mejor a ciertos ejercicios. Aquí te explicamos los tipos de cuerpo y qué ejercicios se adaptan a él.

Cuerpo de pera

De trasero, cadera y muslos amplios, este cuerpo responde mejor a ejercicios de cardio como bicicleta elíptica y caminata, combinados con levantamiento de pesas en hombros, parte frontal y pesas laterales.


Cuerpo de manzana


Piernas delgadas, busto grande y peso adicional en el abdomen. Quienes quieran bajar de peso y tengan este cuerpo deberán concentrarse en la caminadora, correr y saltar la cuerda para fortalecer las piernas.


Cuerpo rectangular

De hombros y cadera anchos, esta forma necesita reducir el tamaño de la cintura. Para lograr simetría, se recomienda la caminadora inclinada y ejercicios de la parte interna de la pierna.


Cuerpo de rombo


Caracterizado por un metabolismo rápido, el cuerpo de rombo es delgado por naturaleza. Se recomiendan altamente los ejercicios de resistencia y poco cardio.


Cuerpo de cono

Con los hombros más anchos que la cadera, las mujeres con esta forma deben centrarse en quemar calorías con la escaladora y todos los demás tipos de cardio, menos la bicicleta elíptica. Sentadillas y zancadas son una buena opción para moldear las piernas.


Cuerpo de reloj de arena

Esta forma es a la que mejor le va en peso y estatura, pues reparte con equilibrio el peso que gana o pierde. El ejercicio debe ser balanceado en todo el cuerpo, sin enfocarse en un tipo específico. La tonificación, con una rutina combinada, no será difícil.

Tu cuerpo te agradecerá por la actividad física, pero no olvides mantener una dieta saludable para mantenerte en forma.